Cocina Azul

Restaurante

Donde se conjugan dos grandes placeres de la vida: el arte y la buena mesa

Por: Liz Casas
Fotografía: Cortesía

¡Me enamoré! Y fue así… Amor a primera vista.
Su fachada me flechó; sus aromas y sabores, me sedujeron; su interior, me robó el corazón.

Chef Alejando Galdino Tlali

 

Toda esta sensación que les cuento se condensa en este excepcional lugar, ubicado muy cerca del Templo de Santo Domingo, en la conocida Casa Azul, una casona con más de 100 años de antigüedad, la cual es sin duda, una obra maestra de restauración arquitectónica.

Pero no habría sido la obra de arte magnífica, bella y alucinante que es este hotel boutique, sin la entrega de cuatro talentosísimos artistas plásticos oaxaqueños, quienes desbordaron su creatividad en el diseño de la habitación de sus sueños, y es así como cada una de sus cuatro suites hace alarde del nombre de su autor: Francisco Toledo, Rubén Leyva, José Villalobos, Luis Zárate, respectivamente más la quinta suite (Jorge Dubón ) la diseñaron en conjunto en homenaje a Dubón ya que este maestro ya falleció hace mucho años. Tú, ¿encuál reposarías?

azul-4100

Sus habitaciones, su capilla, su galería de arte… Cada espacio y cada rincón hacen armonía perfecta, y su gran y singular patio trasero, escenario divinamente maravilloso para una celebración al aire libre, le da el toque justo.

No podía faltar la Cocina Azul, para consentir a sus visitantes con el sabor de sus deliciosas creaciones oaxaqueñas. Y esta vez mis amigos y yo, tuvimos el honor de ser consentidos por la hospitalidad de FriederikeSchaefer-Wildenberg, gerente general.

Tacos de Rib eye

Nos dimos cita a la hora de la comida, y fue adentrarnos en una hermosa composición visual que nos comenzó a envolver con sus aromas y sabores.

Tomamos nuestro lugar en el salón del comedor, donde predominan sus mesas y sillas de madera en color blanco, nos llamó la atención la estufa de gas vintage, que adorna muy originalmente, una de sus esquinas.

En un mood azul como el color de las paredes de los corredores que rodean el comedor: tranquilo, de relajación que te divorcia de la cotidianidad,comenzamos a degustar no sin antes realizar un brindis por nuestro gran encuentro con este sitio, para el cual unas frías cervezas artesanales fueron lo ideal.

Pulpo al carbon

Turulo de verduras, como entrada, que son rollitos de láminas de verduras (berenjena, calabacita, y zanahorias) relleno de queso de cabra, pistache e higos; aderezado con vinagrebalsámico y el toque coqueto del brote de la temporada.Al centro tostadas de maíz azul, y las exquisitas salsas de la casa.

El amaranto es uno de mis cereales favoritos porque regala muchas alegrías, y esta vez mi paladar muy contento disfrutó de la crema de este cereal que en su preparación ocupa frutos secos, como el pistache y la nuez. Servida con una crujiente barrita dulce, es una excelente combinación de sabores y texturas.

Prosiguieron los platos fuertes, primero, pesca del día en salsa verde y mogo-mogo, el filete de pescado es dorado y puesto sobre una cama de judías, chícharos y ejotes, y sobre él se coloca el veracruzano mogo- mogo (trozo de plátano macho hecho bolita, endulzado con canela y miel, va relleno de queso). Después, filete de res bañado en salsa quemada de chipotle, una gota de puré de camote, y la guarnición es de yuca y camote blanco, ambos deshidratados. Exquisitas recetas apoyadas con una magnifica presentación, ¡tienen que probarlas!

Pesca del dia en salsa verde

El tiempo transcurría y llegó la lluvia, muy romántico ¿no? Y de pronto, me sorprendió un aroma a lima, el cual se desprendía de la crema de frutos de la temporada, tremendamente deliciosa esta fusión de cítricos con merengue. Se hizo necesario un café, un cappucchino con Bailey’sfueuna elección muy espumosa para acompañar el postre.

Vino a la sobremesa el Chef AlejandroGaldinoTlali, quien nos reveló su ingrediente secreto: amor, mucho amor, nos dijo y nos explicó que Cocina Azul es un restaurante donde los sabores oaxaqueños son realzados con técnicas contemporáneas. Utiliza sólo ingredientes frescos y locales. La carta ofrece especialidades como los tradicionales moles, tlayudas, botana oaxaqueña e incluye un menú infantil.

El mejor acompañamiento para nuestra deliciosa comida fue el esmerado trato de parte del staff.

El ambiente también se torna ejecutivo, ya que en su pequeño salón se pueden llevar a cabo reuniones de trabajo en medio de una atmósfera confortable y nice.

En fin, Azul Es un tesoro de Oaxaca, yo ya lo viví y volveré, es por eso que hago con tanto entusiasmo esta recomendación porque sé que si van, terminarán como yo… ¡Enamorados!

Disfruten de un momento único con sus personas favoritas.

Su amiga, Liz Casas.

azul_logoOK

Domicilio: Abasolo No. 313, Centro, Oaxaca, Oax.
Reservaciones: (951) 50 1 00 16
Cubierto: $350.00 por persona aprox.
Horario: 07:30 a 23:00 horas
Se aceptan tarjetas de crédito

www.hotelazuloaxaca.com
FB: Azul de Oaxaca
TW: @azuldeoaxaca
Instagram: Hotel Azul Oaxaca

Leave a Response