“Donají… La Leyenda”

unnamed (3)

Cultura

Por: Lizette Mendoza Alavez

Las noches del 16 y 23 de julio el auditorio Guelaguetza será testigo de la forma en que la leyenda más emblemática de Oaxaca de Juárez cobra vida una vez más.
Como desde hace 35 años, más de 80 jóvenes del Ballet Folclórico de Oaxaca se preparan para mostrar una vez más el esplendor y grandeza del estado, a través de sus fiestas en el mes de julio, a través de “Donají… La Leyenda”, espectáculo organizado por el Municipio de Oaxaca de Juárez.

unnamedunnamed (6)
“Para esta representación histórica, las y los jóvenes oaxaqueños se preparan durante meses, contagiándose de la pasión y espíritu guerrero de zapotecos y mixtecos en la época prehispánica”, explicó el director del ballet Folclórico de Oaxaca, Rosales García.
Este año, el personaje de Donají “la del alma grande”, estará a cargo de Karla Alicia Martínez Platas, quien comentó que desde la primera ocasión que interpretó a esta princesa sintió un gran orgullo como oaxaqueña, ya que es un personaje de alta relevancia en el estado, al ser utilizada como imagen oficial del Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez.
La historia
Cuenta la tradición que antes de la llegada de los españoles, cuando Oaxaca se encontraba dominada por un grupo de nobles indígenas pertenecientes a las culturas zapoteca y mixteca, el rey Cocijoeza, soberano de la ciudad de Zaachila, tuvo una hija a la que se le dio el nombre de Donají, que quiere decir “alma grande”.

unnamed (5)unnamed (4)
El destino de la princesa fue encargado al sacerdote Tiboot de Mitla, quien vaticinó una gran desgracia para la pequeña, ya que ella se sacrificaría algún día por amor a su pueblo.
Donají conoció a Nucano, príncipe mixteco, cuando fue hecho prisionero por los zapotecas. Ambos condujeron a sus respectivos pueblos a un pacto de paz. Sin embargo, los mixtecas solicitaron que Donají se convirtiera en prenda de paz para garantizar la promesa del rey.

unnamed (1)unnamed (2)
Donají sería rescatada, pero la princesa estaba lista y se disponía a huir, cuando los guardianes mixtecas la apresaron.
Este acto costó la vida a Donají, quien fue decapitada y seputalda cerca del río Atoyac. Se dice que su cuerpo se mantuvo intacto y de su cabeza nació un lirio silvestre que de inmediato se convirtió en símbolo del pueblo zapoteco.
Cabe mencionar que la venta de boletos para las zonas A y B en el Auditorio Guelaguetza, se pueden adquirir en las instalaciones de la Dirección de Turismo Municipal ubicadas en la calle Matamoros número 102 y en la Farmacia del Ahorro, ubicada en la calle Flores Magón número 120, en el centro de la ciudad; mientras que las secciones C y D, serán de acceso gratuito.

Leave a Response